Organic Anti-Ageing Cosmeceuticals

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

ENTRADAS RECIENTES

COSMECÉUTICOS. CONFÍA EN EL PODER DE LA NATURALEZA. Parte 2

Los Cosmecéuticos representan una nueva categoría de productos que se sitúa entre los cosméticos y los productos farmacéuticos destinados a mejorar tanto la salud como la belleza de la piel. Los productos Cosmecéuticos afectan terapéuticamente a la estructura y la función de la piel.

El alcance de los Cosmecéuticos se ha expandido casi exponencialmente, por ejemplo, con el descubrimiento de los alfa-hidroxiácidos para exfoliación y rejuvenecimiento de la piel, las diferentes formulaciones de vitamina C tópica y una amplia gama de antioxidantes, sólo entre algunos.

Los Cosmecéuticos contienen ingredientes que influyen en la función biológica de la piel. Mejoran la apariencia, pero lo hacen al proporcionar los nutrientes necesarios para una piel sana o al tener una función que cambia la salud o el estado de la misma.

Algunos ingredientes cosmecéuticos pueden aumentar la síntesis de colágeno y elastina en la dermis, lo que ayuda a reducir la profundidad de las arrugas, mientras que otros aclaran la pigmentación o exfolian para revelar una piel más lisa. Pueden tener diferentes funciones, pero algo que muchos Cosmecéuticos tienen en común, es la actividad antioxidante. Los compuestos como las vitaminas C y E y los ácidos alfa hidroxílicos, por ejemplo, son excelentes antioxidantes, además de tener propiedades que ayudan a revertir el envejecimiento de la piel. Muchos de ellos se usan exclusivamente por su actividad antioxidante. El uso de productos cosmecéuticos antioxidantes ayuda a neutralizar los radicales libres y ROS, por lo que se produce menos daño en la piel.

Hay cientos de ingredientes que se utilizan en el mundo de los cosméticos orgánicos de alto rendimiento. Según sus beneficios, se pueden clasificar en 16 grupos:

  1. Agentes hidratantes.
  2. Agentes de reparación de la barrera cutánea.
  3. Antioxidantes (polifenoles).
  4. Vitaminas.
  5. Hidroxiácidos.
  6. Agentes para aclarar la piel.
  7. Ingredientes antiinflamatorios.
  8. Ingredientes antifúngicos.
  9. Ingredientes anti-acné.
  10. Ingredientes foto-protectores.
  11. Ingredientes anti-envejecimiento.
  12. Potenciadores de penetración.
  13. Ingredientes anti-celulíticos.
  14. Agentes de pérdida de cabello.
  15. Agentes de tratamiento para las estrías y marcas.
  16. Agentes astrigentes.

Ahora veamos algunos de ellos y cómo pueden ayudarnos a retardar o revertir algunos signos de envejecimiento.

1. VITAMINAS

Muchos agentes cosmecéuticos se desarrollan y publicitan para la prevención y el tratamiento del envejecimiento prematuro de la piel, en particular, el foto-envejecimiento de la piel. Si bien la medida de protección más importante contra la piel foto-envejecida es la aplicación diaria de protector solar UVA y UVB o evitar la exposición innecesaria al sol, las posibles opciones de tratamiento para la piel ya dañada implican el uso de antioxidantes tópicos y compuestos que ayudan a reparar el ADN y estimular la síntesis de colágeno. Las vitaminas tópicas son sustancias que proporcionan algunos de estos beneficios.

Vitamina C

La vitamina C, también conocida como ácido L-ascórbico, es una de las vitaminas que los humanos deben obtener de fuentes dietéticas. Sin embargo, la suplementación oral de vitamina C solo aumenta mínimamente su concentración en la piel. Por lo tanto, la aplicación tópica de vitamina C es un área de investigación popular. Además de su conocida y esencial contribución a la biosíntesis de colágeno, los datos de investigación demuestran que la vitamina C tópica tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Un estudio doble ciego controlado con placebo, dividido en 12 semanas, examinó los efectos del ácido ascórbico tópico al 3% y concluyó que la vitamina C es bien tolerada en la aplicación tópica y causa una reducción en las arrugas faciales. Dosis más altas de ácido ascórbico, 5%–17%, revelaron una mejor textura de la piel y en la apariencia de la piel foto-envejecida.

Vitamina A

La eficacia de la vitamina A sintética tópica o los retinoides se basa en la evidencia científica y está muy bien respaldada por la investigación. Después de los protectores solares, muchos creen que los retinoides tópicos son la clase de droga más importante para combatir y revertir los signos del envejecimiento. Con más de dos décadas de experimentación, existe un gran consenso en el uso regular de retinoides, durante algunos meses, para producir una mejoría clínica en la textura de la piel, las arrugas y la pigmentación.

Vitamina E

La vitamina E es otra vitamina con algunos efectos cosméticos muy deseados para la piel, al funcionar como un antioxidante epidérmico que absorbe el espectro solar de la luz ultravioleta. La vitamina E endógena se agota después de años de exposición excesiva a los radicales libres, con el consiguiente daño oxidativo.

Muchos estudios han analizado el beneficio de aplicar vitamina E tópica, especialmente en su forma de alfa-tocoferol, como un medio para proteger contra las quemaduras solares y mejorar las arrugas y la hiperpigmentación causadas por los radicales libres. Los estudios en sujetos humanos han demostrado su eficacia en la prevención del eritema cutáneo inducido por los rayos UV, con un 2% de vitamina E tópica se reduce el valor del enrojecimiento en aproximadamente un 20%.

Vitamina B

Una de las «vitaminas cosmecéuticas» más recientemente reconocidas es la vitamina B3, también llamada nicotinamida o niacinamida. Bien tolerada en forma tópica, se ha demostrado que la niacinamida mejora la barrera cutánea al aumentar los lípidos y la proteína epidérmica. Esta acción deja una piel más resistente a la irritación y las manchas, muy probablemente al disminuir la pérdida de agua de la misma.

La niacinamida también reduce la dispigmentación facial a través de un mecanismo que inhibe la transferencia de melanosomas. Esto fue respaldado por un estudio que usó un humectante de niacinamida al 5%, éste proporcionó una inhibición del melanosoma del 35 al 68 por ciento. Otros efectos beneficiosos de la aplicación tópica regular de niacinamida incluyen la mejora y prevención del color amarillento de la piel y una suavización de la textura de la piel.

HIDROXIÁCIDOS

Los hidroxiácidos, compuestos por los α-hidroxiácidos, β-hidroxiácidos, polihidroxiácidos y ácidos biónicos, representan una clase de compuestos con beneficios cosméticos sin precedentes. El más conocido, y comúnmente utilizado, es el ácido glicólico α-hidroxiácido por su beneficio anti-envejecimiento comprobado y su capacidad para mejorar la hiperpigmentación y la piel propensa al acné. Tanto los α-hidroxiácidos como los β-hidroxiácidos funcionan eliminando o disminuyendo la piel hiperqueratinizada y restaurando la epidermis, lo que los hace útiles para el tratamiento de la piel seca, los crecimientos verrugosos y la ictiosis. Además, la aplicación de hidroxiácidos causa engrosamiento dérmico al estimular la biosíntesis de glucosaminoglucanos, colágeno y fibras elásticas, mejorando las arrugas y las líneas finas.

Los hidroxiácidos, especialmente el ácido glicólico y láctico, se usan comúnmente como agentes exfoliantes. Aplicadas a la piel en altas concentraciones durante cortos períodos de tiempo, las exfoliaciones con hidroxiácidos se utilizan cada vez más para acelerar la exfoliación y estimular la renovación de la piel, mejorando así la hiperpigmentación y la textura de la piel.

PÉPTIDOS

Los péptidos son cadenas cortas de aminoácidos. A través de la aplicación tópica, ciertos péptidos tienen la capacidad de estimular la síntesis de colágeno y activar el metabolismo dérmico.

Hay cuatro tipos diferentes de péptidos cosméticos:

  1. Péptidos señal. Estos ingredientes estimulan una nueva producción de colágeno, elastina y otras partes del tejido conectivo de la dermis.
  2. Péptidos neurotransmisores – inhibidores. Los estudios han demostrado que estos tipos de péptidos reducen las arrugas hasta en un 30%.
  3. Péptidos portadores. Llevan oligoelementos como el magnesio y el cobre a la piel, lo que ayuda con la síntesis de colágeno y mejora la elasticidad de la misma.
  4. Péptidos inhibidores de la enzima. Reducen la descomposición del colágeno al inhibir la actividad de las enzimas que descomponen el tejido conectivo.

Los péptidos derivados naturalmente son: péptidos de lupino, soja, arroz, seda, algodón, trigo y clara de huevo.

MISCELÁNEA

El Ácido Hialurónico

Viene en una gama de pesos moleculares, de aproximadamente 500,000 a alrededor de 8 millones, y puede unir miles de veces su propio peso en agua. El ácido hialurónico se encuentra en la epidermis y la dermis de nuestra piel. Disminuye significativamente con la edad, desapareciendo casi totalmente en la epidermis, mientras que los niveles dérmicos disminuyen lentamente.

El ácido hialurónico se encuentra también en otros tejidos corporales como nuestras articulaciones, pero la piel es el órgano que contiene las concentraciones más altas, alrededor del 50% de la cantidad total presente en el cuerpo. En la dermis, el ácido hialurónico existe como un gel blando importante para mantener el equilibrio hídrico, lubricar las fibras de colágeno y elastina y ayudar a estabilizar el tejido dérmico.

Los estudios han demostrado una mejora significativa en la hidratación y elasticidad de la piel con todas las formulaciones de ácido hialurónico, pero la mejor reducción en la profundidad de las arrugas se observó con las formulaciones de menor peso molecular (500,000 – 130,000). Los investigadores consideran que esto se debe a la mayor penetración en la piel del ácido hialurónico de menor peso molecular.

Cuando se aplica tópicamente a una piel sana, el ácido hialurónico forma una película sobre la piel a medida que se seca. Esta película, que tiene un efecto suavizante y tensor sobre la piel, se conoce como viscoelástica, lo que significa que tiene propiedades en algún lugar entre las de un agente sólido y un líquido. Dado que el ácido hialurónico atrae y retiene el agua con fuerza, la película resiste la desecación, por lo que, cuando se aplica tópicamente, ayuda a la piel a mantener un nivel óptimo de hidratación, lo que te hará lucir más joven.

.

Coenzima Q10

La CoQ10 es un importante antioxidante, soluble en aceite, que protege las membranas de las mitocondrias – los sitios de producción de energía dentro de las células – del daño oxidativo. La CoQ10 está presente en los alimentos y también la producimos nosotros mismos, pero los niveles disminuyen a medida que envejecemos.

En el cuerpo, la Coenzima Q10 se convierte en ubiquinol, el cual se ha demostrado que inhibe la oxidación de proteínas, ADN y lípidos. En la piel, se encuentra diez veces más ubiquinol en la epidermis que en la dermis, y también está presente en el sebo junto con la vitamina E, la vitamina soluble en aceite que es el principal protector de las membranas.

Los investigadores encontraron que 0.3% de CoQ10 actua como un antioxidante efectivo cuando la piel es irradiada con radiación UVA. Con respecto a las arrugas, se ha demostrado que la Coenzima Q10 reduce la expresión de enzimas que degradan el colágeno en fibroblastos humanos (células que producen colágeno y elastina) después de la radiación UVA, y reduce la profundidad de las arrugas en un 25%, según los resultados en un ensayo de seis meses.

Ceramidas

Las bicapas lipídicas del estrato córneo consisten en una mezcla de ceramidas, colesterol y ácidos grasos. Se ha demostrado que las ceramidas naturales y sintéticas aplicadas tópicamente, mejoran o restauran la función de barrera del estrato córneo en la piel dañada. La concentración efectiva varía según el producto específico, entre 1% y 25%.

2. INGREDIENTES BOTÁNICOS

Los Cosmecéuticos de origen botánico se están volviendo más populares que los cosméticos convencionales. Ahora se entiende ampliamente, que lo que comemos influye directamente en nuestro metabolismo y salud. Muchos agentes anti-envejecimiento en cosmecéuticos, se consumen por vía oral. Sin embargo, también se sabe que funcionan tópicamente para mejorar la salud de la piel.

Los agentes botánicos están recibiendo una atención generalizada debido al hecho de que muchos fitoquímicos antioxidantes se desarrollan como un mecanismo protector en las plantas para contrarrestar el estrés oxidativo. Hay un aumento en el descubrimiento de antioxidantes botánicos novedosos, y efectivos, que pueden extinguir las especies reactivas de oxígeno para proteger la piel de los daños oxidativos.

Muchas de estas sustancias botánicas han exhibido capacidad para promover la salud y la apariencia de la piel. Echemos un vistazo a algunos de estos ingredientes del mundo natural.

Alantoína

Es un derivado químico de la urea que se agrega a muchos productos para el cuidado de la piel, para reducir la irritación causada por otros ingredientes o para tratar problemas tales como la psoriasis, las quemaduras o las úlceras. Además de ser antiinflamatorio, la Alantoína aumenta la renovación celular, y a veces se usa junto con otros componentes irritantes de algunos productos con el fin de reducir este efecto en la piel. Es excelente para las personas con piel seca y con picazón que buscan una mejor textura y suavidad de la piel, independientemente del tipo que sea, la edad o las condiciones de la misma.

Alfa-Bisabolol

Alfa-Bisabolol es un extracto de manzanilla alemana que es bien conocido por su actividad antiinflamatoria, antitumoral, antifúngica y antibacteriana. Tiene una larga historia de uso en cosméticos como antiirritante.

Aloe vera

Es una de las sustancias calmantes y curativas más conocidas para el tratamiento de la inflamación de la piel, e incluso puede producir efectos positivos cuando se toma internamente. Los estudios publicados han demostrado su eficacia para reducir la irritación y su capacidad para proteger la piel contra el daño de los rayos UV.

Caléndula

La Caléndula Officinalis es una hierba para el cuidado de la piel muy conocida y es ampliamente utilizada en cosméticos de origen natural y orgánico. En Alemania se prescribe para el eczema y la dermatitis.

Centella Asiática (Gotu Kola)

La Centella asiática es la hierba más importante con efectos antienvejecimiento en el Ayurveda. Según este sistema médico, una serie de factores determinan la salud de la piel y la juventud, estos incluyen el equilibrio adecuado de la humedad, el funcionamiento efectivo de los mecanismos metabólicos que coordinan todas las reacciones químicas y hormonales de la piel y la circulación eficiente de sangre y nutrientes a las diferentes capas de la piel. Un eficaz cosmecéutico antienvejecimiento ayurvédico debería brindar apoyo a estas tres áreas. Desde este punto de vista, la Centella asiática (Gotu-Kola) es la hierba vayasthapana más importante con efectos antienvejecimiento.

Los compuestos activos incluyen triterpenos pentacíclicos, principalmente asiaticosida, madecassosida, ácidos asiáticos y madecasicos. La investigación científica ha demostrado que la Centella asiática es efectiva para mejorar el tratamiento de heridas pequeñas, heridas hipertróficas, así como quemaduras, la psoriasis y la esclerodermia. Su mecanismo de acción implica promover la proliferación de fibroblastos y aumentar la síntesis de colágeno y contenido de fibronectina intracelular y también mejorar la resistencia de la tracción de la piel recién formada, así como inhibir la fase inflamatoria de cicatrices hipertróficas y queloides. También tiene un efecto antienvejecimiento, ya que estimula las células de la dermis y controla su oxidación.

Si te interesa conocer cómo los cosmecéuticos pueden ayudarte a rejuvenecer tu piel y qué cosmecéuticos hay hoy en día en el mercado, puedes descargarte más arriba: «La Guía Definitiva de los Cosmecéuticos Anti-Edad. Una nueva tendencia en belleza: los ingredientes de alto rendimiento»


Referencias usadas para este artículo:

Baumann, L. Cosmeceuticals and Cosmetic ingredients. McGraw-Hill Education / Medical; Edición: 1 (12 de noviembre de 2014).

Bylka W, Znajdek-Awiżeń P, Studzińska-Sroka E, Brzezińska M. Centella asiatica in cosmetology. Postepy Dermatol Alergol. 2013;30 (1):46–49. doi:10.5114/pdia.2013.33378

Datta HS, Paramesh R. Trends in aging and skin care: Ayurvedic concepts. J Ayurveda Integr Med. 2010;1(2):110–113. doi:10.4103/0975-9476.65081

Farage, M. A., Miller, K. W., Elsner, P. and Maibach, H. I. (2008), Intrinsic and extrinsic factors in skin ageing: a review. International Journal of Cosmetic Science, 30: 87-95. doi:10.1111/j.1468-2494.2007.00415.x

Formula Botanica. High Performance Ingredients, School of Organic Cosmetics Science.

Martin KI, Glaser DA. Cosmeceuticals: the new medicine of beauty. Mo Med. 2011;108(1):60–63.

Pandey A, Jatana GK, Sonthalia S. Cosmeceuticals. [Updated 2019 Nov 11]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK544223/

Papakonstantinou E, Roth M, Karakiulakis G. Hyaluronic acid: A key molecule in skin aging. Dermatoendocrinol. 2012;4(3):253–258. doi:10.4161/derm.21923

Plummer, R. Anti-Ageing Cosmeceuticals. Make them work for you. 2017.

Singh RP, Agarwal R. Cosmeceuticals and silibinin. Clin Dermatol. 2009; 27(5):479–484. doi:10.1016/j.clindermatol.2009.05.012

Levin J, Momin SB. How much do we really know about our favorite cosmeceutical ingredients?. J Clin Aesthet Dermatol. 2010; 3(2):22–41.

Nos encantaría conocer tu punto de vista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.