Organic Anti-Ageing Cosmeceuticals

greenlife-favicon

ACEITE DE GRANADA

Nombre botánico: 
Punica Granatum Seed Oil.

Origen: La Granada es nativa desde Irán hasta el Himalaya, en el norte de la India, y se cultivó, y naturalizó, en toda la región mediterránea desde la antigüedad. Su cultivo está muy extendido en toda la India y en las partes más secas del sudeste asiático, Malaya, las Indias orientales y África tropical.

Propiedades: Las semillas de esta fruta se presionan para producir aceite. El aceite de Granada está compuesto de ácido púnico, ácido oleico, ácido linoleico, ácido palmítico, ácido esteárico, fitosteroles y tocoferol (vitamina E). El ácido púnico, también conocido como Omega 5, es un ácido graso muy raro de encontrar que aumenta la producción de colágeno y reduce su descomposición, evitando así los signos de envejecimiento en la piel.

Las Granadas pueden ayudar a prevenir, o tratar, diversos factores de riesgo de enfermedades, como presión arterial alta, colesterol alto, estrés oxidativo, hiperglucemia y procesos inflamatorios. Está demostrado que ciertos componentes de la Granada, como los polifenoles, tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y anticancerígenos potenciales.

Al estimular las células en la capa externa de la piel, el aceite de Granada promueve la reversión del daño de la piel, descubriendo una nueva capa, lo que da como resultado una apariencia y sensación más juvenil. El aceite de Granada aumenta la producción de colágeno, mejora la elasticidad de la piel, reduce la aparición de cicatrices y daños producidos por el sol. Este aceite deja una humedad duradera sin obstruir los poros, reduce la inflamación, protege la piel contra el daño solar, alivia la psoriasis y el eczema y alienta el proceso de curación de la piel.